Carolina Godoy

Instructora de Hatha Yoga Dinamico de la Escuela.

Hoy por hoy puedo decir que el yoga cambio mi vida. Sacó a la luz una mejor versión de mí y cambio todas mis perspectivas; me ayudó a creer en mí, a desestructurar mi vida, y a ampliar mis posibilidades, en todos los sentidos.
 

Con mi pareja fuimos a probar una clase en Ombu Yoga, actual Escuela de Hatha Yoga Dinámico por el año 2013. La clase nos gustó muchísimo, superó todas nuestras expectativas. Generalmente uno tiene una idea errónea del yoga; al menos yo creía que era algo tranqui y aburrido, para la gente mayor, pero la clase que nos dio Hernán Rodriguez Borgonovo fue dinámica e intensa. Esta practica implica un gran compromiso, no solo físico, sino mental y emocional, en donde por primera vez, quizás durante unos poquitos segundos, logras conectarte verdaderamente con vos, con tu esencia. Estas totalmente presente, aquí y ahora sin miedos, inseguridades, preocupaciones…y eso es increíble. Es allí donde el camino real empieza…
 

No obstante, tengo que admitir que en un principio fui bastante inconsistente con respecto al yoga. Por cuestiones de la vida cotidiana tuve idas y vueltas aunque siempre de una forma u otra volvía a practicar. Practicar me hacía sentir bien, me hacía sentir viva, me hacía feliz. Luego de años de descontento con mi vida en general, y luego de malas decisiones, finalmente decidí dejar de cumplir expectativas ajenas y animarme a hacer lo que me dictaba el corazón. 
 

En 2016 decidí anotarme en la Formación de Hatha Yoga Dinámico simplemente para profundizar más en mi práctica personal y tratar de entender un poco más qué era yoga. Este proceso me ayudó muchísimo a conocerme a mí misma, y aprendí que no se trata solo de tener un cuerpo flexible sino de tener la mente abierta a la exploración constante. Empecé a observarme sin juzgar, a aceptarme y contentarme conmigo, no solo con las cosas buenas sino también con las malas. Empecé a recuperar esa conexión que en algún momento perdí y continúo trabajando en ello hoy y todos los días, en una tarea ardua pero a la vez hermosa y fascinante. 
 

A finales del 2018, con mucho esfuerzo me recibí como profesora y hoy me encuentro dando clases en la escuela y a particulares, agradecida por estar viviendo esta experiencia y aprendiendo día a día de mis profesores y alumnos.

  • Wix Facebook page
  • Twitter App Icon
  • YouTube App Icon

© 2006-2019 Escuela de Hatha Yoga Dinámico Argentina - Todos los derechos reservados